Área de inversores

Artículos
Volver a Artículos
08/02/2022

Legálitas, un caso de re-digitalización

La digitalización es una tendencia que ya no puede ser ignorada, y es uno de los principales retos que deben afrontar las empresas en el entorno de mercado actual. Esta urgencia por la digitalización de los procesos y servicios se ha visto acentuada recientemente tras la pandemia, que ha acelerado la preferencia de los consumidores y las empresas por una experiencia de cliente 100% digital y ha puesto de manifiesto nuevas prioridades en el mercado que afectan el comportamiento tanto de empleados como de consumidores: inmediatez de servicio, multicanalidad, trabajo en remoto, automatización, etc.

En Portobello llevamos ya años liderando procesos de transformación digital en nuestras empresas participadas, captando talento digital para reforzar las organizaciones e invirtiendo en procesos de automatización para mejorar el servicio y las operaciones. Asimismo, incentivamos la compartición de mejores prácticas entre nuestras compañías, con el fin de trasladar ejemplos de éxito entre sectores diferentes.

Un buen ejemplo de ello es el caso de éxito de Eysa, la plataforma de movilidad inteligente adquirida por Portobello en 2015 y vendida en diciembre de 2021 a HIG Capital, generando un importante retorno para nuestros inversores. Eysa, bajo la tutela de Portobello Capital, llevó a cabo un proceso de digitalización a través del cual pasó de ser un puro operador de aparcamiento regulado a convertirse en una plataforma tecnológica integrada de servicios de movilidad inteligente. Adicionalmente, Eysa desarrolló orgánicamente múltiples productos digitales, como la app móvil ElParking para la gestión del estacionamiento urbano, que fue vendida a Mutua Madrileña en una operación muy exitosa para el grupo.

Adicionalmente, existen también ejemplos de los llamados procesos de re-transformación o re-digitalización. Se trata de compañías que han ofrecido históricamente un servicio basado en tecnología remota y que cumple con los estándares de consumo actuales, pero que han evolucionado hacia nuevos canales y por lo tanto han pasado por un nuevo proceso de transformación digital. Uno de los casos más notorios del mundo empresarial es el de Netflix, que nació ofreciendo un servicio de videoclub puerta-a-puerta cubriendo una necesidad creciente entre los consumidores, pero que supo reposicionarse a tiempo y apalancarse en nuevos canales digitales para reforzar su propuesta de valor. Son compañías que ya tenían los ingredientes necesarios para dar un servicio digital/online, pero que habían venido operando en canales más analógicos.

Nuestra reciente inversión en Legálitas es otro ejemplo de ello. Legálitas es la compañía líder en servicios legales B2C[1] en lengua española, que ofrece asistencia legal en remoto a familias desde su fundación en 1999. Como dice Luís del Pozo, Consejero Delegado del grupo, “Legálitas nació LegalTech”, ya que se fundó como un proyecto pionero de democratización de la abogacía que pretendía dar acceso a las familias españolas a servicios online de asesoramiento jurídico de alto valor añadido, usando tecnología punta del momento. Por lo tanto, Legálitas es una compañía que ha sido online desde sus inicios y que lleva ya años ofreciendo a sus clientes una propuesta de valor en línea con las tendencias de consumo de hoy en día (inmediatez de servicio, asistencia remota, eficiencia operativa).

Con la entrada de Portobello en Legálitas en diciembre de 2021, la compañía pretende afrontar un ambicioso plan de crecimiento y de re-digitalización. El equipo directivo de la compañía, formado por ejecutivos del sector de telecomunicaciones con amplia experiencia en multicanalidad, afronta un programa de lanzamiento de nuevos canales para reforzar el servicio cliente y adaptarse a las nuevas necesidades. En ese sentido, se lanzará una nueva app móvil para integrar todas las funcionalidades de Legálitas y facilitar el acceso al historial legal, un nuevo sistema de videollamada con abogados expertos, un sistema de chat para consultas inmediatas, y un nuevo portal web con mejor experiencia cliente. Adicionalmente, la compañía está trabajando en la automatización de procesos mediante el uso de bots y también en los sistemas de matching con abogados, por lo que está llevando a cabo importantes inversiones en su CRM y en eficiencias operativas. En cuanto a estrategia de producto, Legálitas está trabajando en el lanzamiento de un nuevo servicio dirigido a autónomos y pequeñas empresas, mediante una propuesta de valor completa que permitirá a sus clientes acceder a asesoramiento legal en el día a día de su actividad profesional. Creemos que estas iniciativas y esta fuerte inversión en tecnología van a permitir a Legálitas mejorar su calidad de servicio, aumentar la eficiencia operativa, adaptar la experiencia cliente a los nuevos segmentos de mercado y aumentar el nivel de fidelidad de su base de clientes, que hoy ya cuenta con más de 215,000 suscriptores.

Adicionalmente, y con el fin de consolidar esta re-digitalización del servicio, Legálitas está trabajando en un reposicionamiento general en el mercado, mediante el lanzamiento de una nueva imagen corporativa, una fuerte inversión en talento digital, un sistema de trabajo flexible y una mayor presencia en el ecosistema LegalTech. En ese sentido, Legálitas anunció en junio de 2021 su incorporación al Global LegalTech Hub, una iniciativa que reúne a diferentes operadores (profesionales, startups, empresas, instituciones y mundo académico) para colaborar en un proyecto sustentado en la innovación tecnológica, que apuesta por construir un mejor futuro del sector legal.

Legálitas es un notable impulsor del concepto de “abogacía preventiva”, y representa un proyecto pionero de LegalTech en España, incluso antes de que se acuñara el término. Con más de €55m en facturación y +600 abogados internos, Legálitas es hoy la mayor plataforma global de servicios legales B2C en lengua española y el operador LegalTech líder en España. Esperamos que en los próximos años, podamos acompañar a la compañía en este ambicioso proyecto de re-digitalización que debería consolidar a Legálitas como la marca de referencia en servicios de asesoramiento legal.

[1] Business-to-Consumer o Directo al Consumidor

 

Por Joan Llansó, Vice President

LinkedInFacebookTwitter
Link a la publicación